Este estándar permitirá aumentar la sensibilización sobre la cantidad de alimentos que se pierde o se desperdicia tanto en el ámbito doméstico como industrial, en las operaciones de producción, en las cadenas de suministro o en la distribución. Además, permitirá unificar criterios, ya que existe gran heterogeneidad por países, en conceptos como «pérdidas de alimentos» o «residuos alimentarios», y establecerá un marco de contabilidad y presentación de informes que permitirá establecer estrategias eficaces.

El nuevo estándar FLW, que surge ante la creciente sensibilidad internacional para reducir las pérdidas de alimentos, es el primer intento para la medición, información y gestión de las pérdidas de alimentos y los residuos alimentarios de manera consistente y creíble, y de adoptarse por los países y empresas, supondría un avance en la adopción de medidas para cumplir con la meta 12.3 del desarrollo sostenible: «Reducir a la mitad el desperdicio de alimentos para el año 2030» y con los compromisos internacionales derivados de la ratificación del Acuerdo de París sobre el cambio climático.

Según datos de las entidades promotoras, un tercio de todos los alimentos se pierde o desperdicia en todo el mundo desde que se producen hasta que llegan al lugar en el que se comen. Además, más de 800 millones de personas sufren desnutrición, mientras que los costes globales derivados de las pérdidas de alimentos y la generación de residuos asciende a unos 940 000 millones de dólares al año (cerca de 827 700 millones de euros).

La pérdida de alimentos y los desperdicios alimentarios son los causantes de un 8 % de las emisiones globales de gases de efecto invernadero (GEI). La creación de inventarios de conformidad con el FLW Standard es un requisito esencial para desarrollar estrategias eficaces de reducción de pérdidas de alimentos y residuos, así como para monitorear el progreso a través del tiempo.

Algunas entidades privadas ya se han comprometido a reducir el desperdicio alimentario. Tesco y Nestlé ya están midiendo y publicando sus datos en esta materia y en 2015, los responsables de The Consumer Goods Forum, entidad que representa a más de 400 de los minoristas y los fabricantes más grandes en 70 países, adoptaron una resolución por la que sus miembros se comprometen a recortar el desperdicio de alimentos a partir de sus operaciones en un 50 % para 2025.

Puedes descargar el estándar aquí