De hecho, el congreso versó sobre los beneficios que aporta la agricultura ecológica para nuestra sociedad y el medio ambiente.

Los temas escogidos por los ponentes pusieron de manifiesto la verdadera necesidad de un cambio en la agricultura:

• Intercambiar el conocimiento existente de los beneficios de la Agricultura Ecológica.

• Analizar los aspectos que condicionan el desarrollo del sector y la necesidad de investigar otros campos.

• Proponer acciones para el desarrollo de la Agricultura Ecológica.

Entre el VIII Congreso de SEAE y IV Congreso Iberoamericano de Agroecologia, convocaron a más de 400 investigadores, no sólo en Agricultura Ecológica o Agroecología, sino que acudieron expertos en Cambio climático, biodiversidad y desarrollo rural sostenible tanto europeos como latinoamericanos. La Agroecologia es una ciencia nueva que combina la producción agraria, el respeto al medio ambiente, la vida y las relaciones humanas.

Dichos congresos son organizados todos los años en España desde 1994, en distintas ciudades, con el fin de reunir a los pocos investigadores que existen sobre el tema, para que tengan la oportunidad de demostrar sus descubrimientos, intercambiar conocimientos y distribuirlos entre los agricultores, con el propósito de dar a conocer los últimos avances tecnológicos y sus aplicaciones en la agricultura ecológica.

La Sociedad Española de Agricultura Ecológica (SEAE) afirma que en éstos debates se ponen de manifiesto nuevas formas de entender la ciencia y las relaciones que tiene la agricultura ecológica con la protección del medio ambiente y la biodiversidad, contribuyendo a un desarrollo más que sostenible.

Los invitados a dichos congresos representan el groso de la sociedad agricultora y los sectores colindantes: productores, elaboradores, comercializadores, distribuidores, certificadores, asesores, consumidores, ecologistas, … de ésta manera la distribución y comprensión de la información llega a los sectores que pueden cambiar la agricultura, para finalmente distribuirla entre la sociedad.

La agricultura ecológica es mucho más respetuosa con los recursos naturales y tiene sobrados y demostrados rendimientos económicos para el agricultor, además de respetar considerablemente el consumo de agua. Un punto muy importante a destacar es el ahorro en pesticidas y productos químicos que no sólo contaminan el subsuelo y las aguas subterráneas sino que contribuyen a la eliminación de gran parte de la biodiversidad del entorno.

No podemos olvidar, nosotros los consumidores, los grandes beneficios que la agricultura ecológica tiene para nuestra salud. Los controles que se ejercen sobre los productos ecológicos son muy duros, asegurando al consumidor final que el producto que tiene entre sus manos es realmente ecológico. Cada vez es mayor la importancia que están adquiriendo éste tipo de productos en nuestro país, algo que en el resto de Europa está mucho más desarrollado.

Síguenos en las redes sociales:


Twitter

y

Facebook