Ver vídeo

La flota ballenera de Japón dio por terminada la temporada de caza en el océano Antártico y viaja rumbo a Indonesia, aseguró hoy el fundador de la organización ecologista Sea Shepherds, Paul Watson.

“Esperamos que eso signifique que viajan de regreso a casa”, dijo Watson, que estimó las ballenas muertas en unas 75. De confirmarse, la cifra sería la más baja en mucho tiempo. De hecho, grupos defensores de los animales estimaban en más de mil las ballenas que pretendía capturar la flota nipona.

Desde el comienzo de la temporada de caza en enero, los activistas de Sea Shepherds han estado interponiéndose ante los barcos japoneses para dificultar las capturas o impedir que repostaran combustible.

Japón sigue cazando ballenas, amparándose en una excepción con fines científicos, pese a que la comunidad internacional prohibió la matanza des estos cetáceos en 1986.

El Instituto Ballenero de Japón consiguió la semana pasada una victoria judicial en una corte en Estados Unidos: debido a los métodos violentos de los Sea Shepherds, el instituto puede llamar “piratas” a sus activistas.

 

canalazul24.com