m

 

El niño quiso ser pez;

metió los pies en el río.

Estaba tan frío el río

que ya no quiso ser pez.

El niño quiso ser ave;

se asomó al balcón del aire.

Estaba tan alto el aire

que ya no quiso ser ave.

El niño quiso ser perro;

se puso a ladrar a un gato.

Le trató tan mal el gato

que ya no quiso ser perro.

El niño quiso ser hombre;

le estaban tan mal los años

que ya no quiso ser hombre.

y ya no quiso crecer,

no quería crecer el niño

se estaba tan bien de niño,

pero tuvo que crecer.

Y una tarde, al volver

a su placita de niño

el hombre quiso ser niño

pero ya no pudo ser.

 

 

 

m