La actual Senadora de Nueva York, Hillary Clinton, siempre ha gozado de la simpatía de todos los americanos y en especial, de los newyorkinos. Aun habiendo votado a favor de la invasión a Irak y ser la abanderada de la cruel lucha antitabaco que asola el país, muchas mujeres ven en ella al prototipo de mujer trabajadora con éxito en su carrera, a pesar de las dificultades personales. La esposa del ex presidente Bill Clinton se deberá enfrentar, al joven y carismático senador afroestadounidense Barack Obama, de 45 años, que también se ha declarado precandidato. Obama aparece como su rival más serio por la investidura demócrata. También tendrá que tener en cuenta al ex senador John Edwards, 53 años, y ex compañero de fórmula de John Kerry en la presidencial de 2004.
foto

Es curioso que los demócratas van a presentar, para esta nueva legislatura, varios candidatos que representan a diferentes minorías, como el Gobernador de Nuevo México, Bill Richardson, que podría convertirse, si alcanza el triunfo final, en el primer presidente hispano de Estados Unidos. “Estoy dando este paso porque tenemos que reparar el daño causado a nuestro país durante los últimos seis años”, afirmó al hacer oficial su presentación a la candidatura. El gobernador ha desempeñado, entre otros cargos, el puesto de embajador estadounidense en Naciones Unidas y el secretariado del departamento de Energía durante el gobierno Clinton.

Además de los rivales demócratas a la nominación, en su camino podrían interponerse pesos pesados republicanos como Rudolph Giuliani o John McCain. Y habrá que estar muy atentos a lo que pase pues, según una encuesta realizada entre el 17 y el 18 de enero, la ex primera dama ganaría la elección presidencial del proximo 4 de noviembre de 2008, si el candidato republicano fuera el senador John McCain y la perdería si fuera el ex alcalde de Nueva York Rudolph Giuliani.

Tanto Clinton, como Pelosi, como Rice, son tres ejemplos actuales de que las mujeres estan, por fin, abriendose camino en un pais con tanto poso discriminatorio

“Se trata de unas grandes elecciones con algunas grandes interrogantes sobre la mesa. ¿Cómo acabamos correctamente la guerra de Irak? ¿Cómo nos aseguramos de que todo estadounidense tenga acceso adecuado a cuidados médicos? ¿Cómo nos aseguramos de que nuestros hijos hereden un entorno limpio y de independencia energética?”, se pregunta en un comunicado hecho público en su página de Internet (http://www.hillaryclinton.com/).

{salto de pagina}

fotoOtra mujer que ha llegado al poder y que esta dando mucho que hablar es la Presidenta de la Camara Baja, Nancy Pelosi, de 66 años. Con este cargo recien obtenido, Pelosi se convierte en el tercer político más importante del país después del presidente y el vicepresidente. En caso de muerte o renuncia de estos dos, ella asumiría la presidencia por línea de sucesión.

Pelosi, buscó presentarse ante el país no sólo como la liberal de San Francisco censurada por los republicanos, sino también como una católica italoestadounidense. Recordemos que, aunque Nueva York tiene origenes Igleses y Holandeses, la comunidad Italiana es una de las mas grandes de todo Estados Unidos, y desde luego, de Nueva York.

Lo que si está muy claro, y es lo que a la opinión pública le gusta acerca de Pelosi, es su contundencia y su eficacia a la hora de trabajar. En las llamadas “Primeras cien horas” en la Casa Blanca, su política fue de lo mas certera, abarcando gran variedad de temas de interés inmediato para el ciudadano. Temas como la necesaria revisión del salario mínimo (congelado desde hace cerca de 20 años, enormemente alejado del salario vital aunque revisado al alza por una veintena de Estados); prestamos más favorables para los estudiantes a la hora de acceder a la universidad (muy elitistas, sobre todo las privadas más notables); ayudas a la investigación de células madre (la viuda de Reagan apoya esta idea en contra de la mayoría republicana); revisión de los subsidios que se mantienen a las petroleras, a pesar de sus enormes beneficios y autorizar al gobierno a negociar rebajas con los grandes laboratorios, algo hoy prohibido a pesar del astronómico precio de muchas de las medicinas básicas.

Otra mujer que tambien ha conseguido llegar extraordinarimente alto en su carrera politica es la afroamericana Condoleezza Rice, siendo la primera mujer Consejera Nacional de Seguridad y luego Secretaria de Estado, al ser nombrada por el presidente George W. Bush.

El camino es largo, pues Estados Unidos es un pais en el que, por desgracia, hay diferencias sociales, étnicas, económicas y políticas, pero las féminas norteamericanas avanzan

Tanto Clinton, como Pelosi, como Rice, son tres ejemplos actuales de que las mujeres estan, por fin, abriendose camino en un pais con tanto poso discriminatorio. Pero la lucha de la mujer estadounidense en el campo politico se remonta a dos siglos atrás, ya que en 1848, en Seneca Falls, New York, se realizó la primera convención de los derechos de la mujer, con figuras como Elizabeth Stanton o Lucretia Mott. Jeannette Rankin, republicana, se convirtió en 1917 en la primera mujer elegida como miembro de la Cámara de Representantes.

Entre otras mujeres que desempeñaron responsabilidades importantes en órganos de poder está Janet Reno, quien bajo la presidencia de William Clinton se ocupó de la secretaría de Justicia desde 1993 hasta 2001 o Madeleine K. Albright, primera en dirigir la diplomacia estadounidense bajo el gobierno de Clinton en 1997.

El camino es largo, pues Estados Unidos es un pais en el que, por desgracia, hay diferencias sociales, étnicas, económicas y políticas, pero las féminas norteamericanas avanzan. Tal vez algún día, además de madres, esposas y trabajadoras, abran la puerta de la Casa Blanca para dar un poco de amor y cordura a su país y al mundo.