Hace algunas décadas, ser vegetariano (y, en especial, vegano) parecía misión imposible, pues era complicado encontrar alimentos elaborados 100 % vegetales, es decir, que ninguno de sus componentes fuera de origen animal. ¿Estás de acuerdo?

Sin embargo, hoy día existe una gran variedad de alimentos procesados que no llevan ingredientes de origen animal. ¡Pero debes tener cuidado!, pues existen ciertos productos que pueden parecer vegetarianos cuando, en realidad, pueden no serlo. ¿Quieres saber cuáles están en esta lista?

Alimentos que muchas veces se confuden como veganos y pueden no serlo

Si algo tienen en común los vegetarianos y veganos, además de su rechazo a productos que provienen de origen animal, es su interés por saber y conocer lo que comen. Quizá sea uno de los grupos mejor informados en temas nutricionales y alimenticios.

No obstante, existen algunos alimentos que muchas veces tomamos como si fueran aptos para una dieta vegetariana cuando realmente pueden no serlo. ¿No sabes de qué alimentos te estamos hablando? Descúbrelos en la siguiente lista:

Alimentos con aditivos

¿Te parece que estamos exagerando? No, para nada. Son muchos los alimentos que llevan aditivos de origen animal. ¿Un ejemplo? El más popular es el colorante denominado ácido carmínico o E-120, que proviene de la cochinilla, un pequeño insecto. Este aditivo de color rojizo es muy común en chuches. Existen otros ejemplos, como el aditivo E-631, un potenciador del sabor derivado de extractos de pescado o carne, o el E-161b, que puede extraerse del huevo.

Zumos de frutas convencionales

Aunque la publicidad insista en denominarlos 100 % naturales, en muchos de ellos parte de sus componentes son químicos y conservantes derivados de los ácidos grasos del tipo Omega 3, es decir, obtenidos del aceite del pescado. ¿Lo sabías?

Ciertos cacahuetes y frutos secos

¿Un puñado de frutos secos para acompañar tu ensalada vegetariana? No vayas tan deprisa: algunos de estos productos contienen gelatina elaborada a base de pezuña del cerdo para darle un mejor sabor.

Patatas fritas

Sí, algunas de las patatas fritas de bolsa que consumes están elaboradas con grasas de origen animal, por lo que no son aptas para tu dieta vegana.

Pan tradicional

No todos los panes están hechos con harina, levadura, agua y sal. En muchos casos, se les agrega mantequilla, huevos, azúcar y algunas grasas.

Ya sabes, si quieres llevar una dieta 100 % vegetal, lo mejor es que te informes antes y mires con detenimiento los ingredientes con los que están elaborados los productos que deseas consumir.

Como ves, la gran mayoría de los alimentos que adquirimos (y muchos, creyendo que son de origen vegetal) tienen algún componente relacionado con lo animal. ¡Así que no está de más investigar y conocer con mayor detalle lo que entra en tu despensa!

Descarga gratis el ebook “Recetas Vegetarianas”