El impacto en las propias instituciones durante del mandato del líder venezolano es abrumador. Los medios de comunicación, la sociedad civil, los tribunales, las organizaciones sindicales, todas aquellas instituciones que son pilares fundamentales para el sostenimiento del estado de derecho y la salvaguarda de los derechos humanos se han visto resentidos y amenazados.

Y aunque todo comenzó, hace diez años, con grandes esperanzas, pues el gobierno de Chavez promovió una nueva Constitución que podría haber mejorado notablemente la situación de los derechos humanos en Venezuela, tras el transcurso de los años, comenzó a actuar de manera contraria, sacrificando libertades fundamentales en pos de unos beneficios políticos y de provechos personales.

Un hito fundamental, y uno de los atentados más graves contra los derechos humanos se produjo en 2002, cuándo se abortó un fallido golpe de estado contra el gobierno de Hugo Chávez. Por suerte, este golpe de estado apenas duró dos días, sin embargo el gobierno venezolano consiguió explotarlo al máximo, justificando con él políticas que han menoscabado la democracia del país sudamericano.

Amparados en un poder judicial poco sólido y creíble, se han reducido libertad para los periodistas, sindicatos y poder de la sociedad civil en general.

Las bajas civiles se disparan en Afganistán frente a los ataques aéreos de EEUU y la OTAN


foto

Las cifras de las bajas civiles en Afganistán causadas por ataques aéreos de escuadras estadounidenses y de la OTAN casi se han triplicado de 2006 a 2007, según un informe publicado por un organismo independiente.

Este mismo informe asegura que los últimos ataques aéreos, con víctimas mortales entre la población civil no ha hecho nada más que agravar el problema existente, puesto que han supuesto el rechazo de la población de Afganistán. Dentro del mimso informe se denuncia también el uso de escudos humanos del que hacen los rebeldes talibanes, contraviniendo así las leyes internacionales de guerra.

Bombardeos como el producido en julio de 2006, en el que el grupo presuntamente enemigo resultó ser una familia que estaba celebrando una boda, o el más reciente efectuado en agosto en la población de Azizabad, con numerosas bajas inocentes, han conseguido que los propios grupos locales, anteriormente a favor de la intervención extranjera, enfrien sus ánimos y dejen de prestar apoyo a las tropas que, bien por errores o por informaciones de fuentes no muy fiables, están masacrando a sus vecinos y conciudadanos.

Cuando la política se extralimita: políticas extremas antidrogas dejan a enfermos del VIH sin tratamiento.

Ban Ki-Moon, y otros grandes mandatarios de la ONU, recibieron este mes la carta de varias organizaciones de salud pública y de derechos humanos en la que denunciaban que las políticas antidrogas de algunos países estaban socavando los derechos fundamentales de algunos enfermos de VIH.


foto


“..los gobiernos de todo el mundo cometen abusos atroces a los derechos humanos en nombre de la lucha contra las drogas. No sólo son estos abusos horribles, sino que también socavan los esfuerzos para luchar contra el VIH y el SIDA.” declaraba Rebecca Scheifer abogada del programa de Salud y Derechos Humanos de Human Rights Watch.

Algunos ejemplos: China, por ejemplo, durante los últimos años ha estado realizando ejecuciones públicas de usuarios de drogas. La mayor de todas ellas, a modo de pincelada informativa, se saldó con las ejecución mediante disparos de 24 personas.

En Tailandia, país vecino, las duras campañas contra las drogas han conseguido que muchos usuarios de drogas se alejen por miedo a cualquier sistema de prevención y tratamiento del VIH. Por ejemplo, la campaña de guerra contra las drogas que se llevó a acabo en 2003 tuvo como resultado la ejecución de 2.500 personas de manera extrajudicial y en abril de 2008 ha sido lanzada una nueva campaña.