¿Sabéis como se llaman nuestros dos superhéroes?

Son SuperT y CWoman, dos infatigables héroes que nunca descansan para proteger a los niños.

SuperT tiene rayos de super visión en sus ojos. Cuando a algún amigo se le pierde algo él siempre es capaz de encontrarlo, da igual lo que sea, por eso SuperT pensó que podía ayudar a cualquier niño con su superpoder.

Ya sabéis que cuando las malvadas células “malcer” de cáncer encuentran a un niño y quieren hacerle daño, lo primero que hacen es disfrazarse muy bien para que nadie las encuentre. Un día SuperT se enteró  de lo que hacían las malcer y decidió que no iba a dejarlas esconderse en ningún niño más, porque con sus rayos especiales en los ojos es capaz de encontrar a todas por muy bueno que sea su disfraz.

Es muuuy difícil descubrir a las malcer disfrazadas, mucho, pero da igual que se disfracen de oreja, o  del dedo gordo de un pie, SuperT con su super visión las descubre y avisa a los linfocitopolicías que todos los niños tienen dentro, y todas acaban en el calabozo para que no puedan hacerle ni un poquito de daño al niño.

Pero si SuperT tiene superpoderes, CWoman tiene un supersecreto para acabar con todas las malver.

Ya sabéis que las malver, cuando están en un niño, son unas enoooormes glotonas que comen y comen sin parar para crecer muy deprisa y hacerle daño al niño.

Pero resulta que un día CWoman se encontró con unas malver que estaban comiendo y distraídas, así que se acercó a ver qué hacían. Mientras espiaba a las malver comiendo, escuchó a una de ellas decir que lo único que no les gustaba nada de nada, paro nada, era el sabor de la vitamina C, y entonces a CWoman se le ocurrió una brillante idea para acabar con ellas. Llevaría siempre un frasquito con liquido de vitamina C, y cada vez que viese a una malver comiendo, le echaría unas gotas en el plato.

Dicho y hecho, siempre que ve a unas malcer les echa unas gotas en su comida, y como les sabe a vitamina C ni la prueban y por eso están super debiluchas, así que las medicinas de los médicos pueden acabar con ellas en un pispas.

Que geniales son nuestros dos superhéroes contra el Cáncer Infantil!

Nuestros dos superhéroes y sus Proyectos de Investigación:

SuperT: Diseño del Recpetor Antígeno Quimérico NKG2D (CAR-NKG2D)

Antonio Pérez Martínez. Head of Pediatric Hemato-Oncology  IdiPaz (CNIO). Director del Proyecto.

En el sarcoma infantil no existe prevención posible, por tanto es una prioridad diseñar nuevas estrategias terapéuticas que mejoren la prognosis de niños y adolescentes que padecen esta enfermedad. Dentro de las terapias avanzadas actuales, la terapia celular está ganando interés en el tratamiento frente a diferentes tipos de cáncer. Esta terapia se basa en la modificación genética de células del sistema inmune como linfocitos T o células natural killer (NK) para que expresen unas moléculas (receptores antigénicos quiméricos (CARs)) que van a reconocer a unas proteínas específicas en el tumor, se van a unir a ellas y van a eliminar las células tumorales. La terapia CAR-T (CAR producido en linfocitos T) está dando muy buenos resultados en tumores hematológicos (leucemias). Actualmente la tasa de curación es del 50%, aunque no parece mucho, hay que tener en cuenta que para estos pacientes que reciben un CAR esta era la última alternativa de tratamiento. Nuestro grupo de investigación ha desarrollado un CAR que expresa el receptor NKG2D. Este receptor presenta la gran ventaja de reconocer hasta 6 ligandos diferentes en las células tumorales, haciendo más difícil que éstas “escapen” a la muerte celular causada por la inmunoterapia. Mientras que los sarcomas expresan los ligandos para NKG2D, las células del tejido sano carecen de ellos disminuyendo la toxicidad de este potencial tratamiento.

Hasta ahora hemos podido demostrar en nuestro laboratorio que el NKG2D CART mata las células tumorales de sarcoma y es seguro para las células sanas. Gracias a este trabajo traslacional, hemos conseguido un ensayo clínico para evaluar la seguridad y la actividad clínica del NKG2D CART en pacientes pediátricos con sarcoma avanzado: Ensayo clínico en fase I con células T memoria expresando un receptor quimérico antigénico con especificidad NKG2D en niños, adolescentes y adultos jóvenes con sarcoma avanzado (CAR4SAR. AECC 2019 IP: Antonio Pérez Martínez).

FUTURAS MEJORAS DEL CAR T

Estamos trabajando en mejorar nuestro NKG2D CART para que su infiltración en el tumor sea mayor y se vea afectado lo menos posible por el microambiente tumoral que tiene la capacidad de inhibir el efecto de las inmunoterapias. En 2022, hemos conseguido financiación para llevar a cabo un proyecto internacional [Implementación de focalización magnética de células inmunitarias nanoguiadas (IMAGINE)] cuyo principal objetivo es aumentar la eficacia de las terapias con células CAR T mejorando su infiltración y persistencia en el tumor mediante un enfoque innovador: cargaremos nuestras CART con nanopartículas magnéticas que serán activamente dirigidas al tumor mediante un imán, quedando retenidas y/o acumuladas en el tejido afectado, maximizando su efectividad y reduciendo al mínimo las afectaciones del tejido sano.

Además de combinar el CART con otras aproximaciones, estamos llevando a cabo una modificación en el propio CAR T (llamada TRUCK), con esta modificación haremos que sea más persistente y además que reclute a otras células del sistema inmune con actividad anti tumoral.

Este proyecto de investigación se lleva a cabo en el IdiPaz, Hospital La Paz.

CWoman: Moduladores del metabolismo en tumores portadores de mutación en el gen KRAS.

La búsqueda de tratamientos menos tóxicos o alternativas que permitan bajar las dosis farmacológicas reduciendo así los daños colaterales asociados debería ser una prioridad en la investigación preclínica del cáncer. Desgraciadamente no ocurre así.

Una característica de muchos tumores es que presentan un metabolismo aberrante, hiperglucolítico, que confiere a las células tumorales la capacidad de prosperar en ambientes hipóxicos.

Diversos estudios científicos, algunos de ellos llevados a cabo por nuestro grupo de investigación en la Fundación Jiménez Díaz, indican que la vitamina C posee la capacidad de modular dicho metabolismo alterado a diferentes niveles, convirtiendo a esta molécula en un potencial candidato para el diseño de terapias combinatorias que permitan el diseño de nuevas estrategias encaminadas a aumentar la supervivencia a la enfermedad, la sensibilidad del tumor a las terapias clásicas y mejorar la calidad de vida del enfermo, niño o adulto.

Nuestro proyecto “Moduladores del metabolismo en tumores portadores de mutación en el gen KRAS” pretende ahondar en las propiedades de las moléculas naturales, y en particular de la vitamina C, en la modulación de dianas metabólicas alteradas en el cáncer.

La mayoría de las moléculas naturales tienen poca o nula toxicidad cuando se emplean a las dosis adecuadas y esta ventaja las convierte en un candidato ideal para su estudio molecular a la hora de generar nuevas propuestas, menos tóxicas, para el tratamiento del cáncer y en particular el cáncer infantil.

Dr. Óscar Aguilera Martínez, PhD. Senior scientist. Director del Proyecto.

La hipótesis de nuestro trabajo es que la vitamina C puede incrementar la sensibilidad de estos tumores a la quimioterapia a través de la modificación del metabolismo de la célula cancerosa.

Actualmente, gracias a la ayuda de organizaciones como Ong Otromundoesposiblehemos utilizando como modelo el cáncer de páncreas (el cual presenta un metabolismo aberrante muy acusado) para estudiar el potencial de la vitamina C para modular el metabolismo del tumor y lograr una mayor quimiosensibilización a las terapias ya existentes.

Decía Hipócrates, considerado uno de los padres de la medicina occidental, que “las enfermedades no nos llegan de la nada, se desarrollan a partir de pequeños pecados diarios contra la Naturaleza. Cuando se hayan acumulado suficientes pecados, las enfermedades aparecerán de repente”.

El objetivo de nuestro trabajo es estudiar la Naturaleza. Comprender sus leyes y mecanismos en aras a aprovechar todo ese enorme potencial en la restauración de la salud de las personas.

Ofrecer una nueva esperanza a tantos niños, adultos y familias que, hoy en día, sufren las consecuencias de esta devastadora enfermedad es mucho más que un proyecto vital: ha de ser necesariamente una dedicación vocacional.

Este proyecto de investigación se lleva a cabo en la Fundación Jiménez Díaz.